RESERVA TU ESTADÍA


Cartagena de Indias

Sobre la ciudad amurallada

Cartagena de Indias, ciudad amurallada  de estilo colonial, ubicada en la costa caribe colombiana.

Una ciudad de  fácil acceso ya sea por vía aérea, terrestre o marítima, recibe miles de turistas al año quienes la visitan por su encanto cultural, su magia envolvente y por el clima tropical perfecto para vacacionar o trabajar.

Quienes la visitan encuentran placer en sus aguas cálidas durante todo el año, con una temperatura promedio de 30 grados centígrados lo cual la convierte en un destino turístico para visitar en cualquier época del año.

Patrimonio Histórico de la Humanidad, memoria viviente de la conquista española de América; por sus calles, sus murallas y fortificaciones, parecen oírse todavía los feroces ataques de bucaneros y corsarios. Ciudad de comercio, de esclavos y de santos; de casonas, iglesias y claustros, que susurran sus secretos y leyendas desde hace 500 años. No hay otra como Cartagena de Indias, con sus balcones, su música contagiosa, sus exóticos sabores, su playa y su mar.

Clima

Si su mayor deseo es encontrar el clima tropical perfecto cualquier día del año, no dude en visitar Cartagena de Indias, su clima es típicamente tropical, caliente durante todo el año con cambios mínimos de temperatura estacionales. Las diferentes estaciones que podría encontrar son notorias sólo por la cantidad de lluvia que pueda caer más no en su temperatura.

En general puede disfrutar de dos temporadas, una cálida y seca que va desde diciembre a abril y una temporada cálida y húmeda que va de mayo a noviembre.

Ubicación

Historia

Fundada en 1533 por el conquistador español Don Pedro de Heredia, Cartagena se convirtió en principio y fin de la ruta de los galeones entre la Península Ibérica y el Nuevo Mundo. Para defenderla de los ataques de corsarios y bucaneros, se construyó a su alrededor el más imponente cerco de murallas y fortificaciones de América, integrado por 21 baluartes, 11 kilómetros de muralla, 7 fuertes, 14 claustros, iglesias, conventos coloniales, 7 museos, 15 plazas y parques históricos.

Murallas, sol y playa

Uno de los mayores encantos de Cartagena está en sus murallas y baluartes, por eso el recorrido es programa obligado al visitar La Heroica. El atardecer en las murallas suele ser romántico o familiar, según sea la finalidad y hacer un alto para apreciar desde allí la puesta del sol en el mar, una verdadera experiencia.

Cartagena ofrece 50 exóticas islas a 40 minutos de la ciudad en lancha, 6 zonas de reserva ecológica y 18.000 hectáreas de parques naturales marinos y submarinos, además de sus extensas playas. Es un placer explorar la rica flora caribeña en el Jardín Botánico y disfrutar del saludable efecto de un baño de barro en el Volcán del Totumo.

Planes para disfrutar

Cartagena de Indias es una experiencia sin igual en lo que a gastronomía se refiere. El visitante puede disfrutar toda una gama de cocina fusión en restaurantes y cafés a orillas de la bahía, en plazas coloniales al aire libre, en la torre de un fuerte o en la ciudad moderna. Desde platos inspirados en una tradición marinera, fundidos con el sabor Caribe del coco, el mango o el plátano, hasta comida con influencia árabe, son algunas de las delicias que ofrece Cartagena.

Bares y discotecas ubicados en ruinas, baluartes y plazas históricas, son los escenarios para divertirse toda la noche y descubrir los amaneceres espectaculares de la Heroica.

Para no olvidar

Al llegar a Cartagena, el vestuario se debe tornar más ligero, versátil y ante todo cómodo. Algo que no debe faltar en la maleta del turista son los vestidos de baño, pues resulta imposible resistirse a la calidez del mar, partiendo de allí todo se enfunda en la sencillez, pero enmarcada en el buen gusto.

Si bien es tierra caliente, muchos sitios exigen un vestuario adecuado, entonces los básicos en lino son la mejor opción y los tonos claros y primaverales van bien en todas las temporadas del año, de la misma manera que los zapatos descubiertos. La clásica guayabera toma protagonismo en los caballeros y para las mujeres, los atuendos frescos van a la medida para cualquier evento al aire libre.